Como ya seguramente sabréis o habéis notado, llevamos varios días con problemas a la hora de comprar y utilizar contenidos de la tienda de Xbox. Lógicamente, los usuarios que habitualmente compran a través de bazares extranjeros fueron los primeros en percatarse de la situación. Los métodos de compra alternativos (tarjetas regalo, VPN…) estaban dejando de funcionar en los bazares más populares, como el de Turquía o el de Argentina, y todo hacía pensar que Microsoft empezaba a cerrar el grifo a esta laboriosa pero barata forma de comprar juegos digitales.

Sin embargo, desde ayer por la tarde ha estado corriendo por los foros un método sin el uso de redes privadas virtuales, que consiste en acudir a la tienda del país en el que se quiera comprar el juego a través del navegador, ejecutar la compra con normalidad, y en el momento del pago, mantener pulsada una combinación de teclas (que obviamente no mencionaremos) generando así un bucle infinito de reintentos, hasta que alguno traspase la seguridad y logre completar la transacción. Esta ejecución puede durar una cantidad indeterminada de minutos, o terminar dando error, pero la realidad es que la gran mayoría de usuarios consiguen finalizar sus compras con éxito en lo que ya ha sido bautizado como “el método del cansino”.

Los problemas de la tienda de Xbox

Este truco, que ya no es tal, sino que da como resultado algo parecido a un ataque de denegación de servicio (DDoS), podría ser el culpable de que los problemas de la tienda persistan y de que Microsoft no cambie el status negativo de su servicio informativo. Tal vez sea una consecuencia de los errores que lleva arrastrando la tienda de Xbox y los servidores Azure desde hace varios días. O también podría tratarse de “una serie de catastróficas desdichas” que al final termina por afectar a los usuarios de Xbox de todo el mundo, mientras otros, puede que sin saberlo, están aprovechando un agujero de seguridad atacando directamente a la marca de sus amores.

Tanto si fue antes el huevo como la gallina, desde Generación Xbox nos vemos en la labor de informar sobre esta situación, pero también queremos hacer un llamamiento a la cautela, ya que es muy probable que a una de las compañías que más velan por la seguridad informática en el mundo, no le haga mucha gracia que sus propios usuarios estén atentando contra los sistemas que propician el buen funcionamiento de sus servicios. Habrá que ver en qué termina todo este asunto.

Fuente : https://generacionxbox.com