La Dark Web es el hogar del contenido explícito e ilegal, incluidos los sitios de pornografía infantil, que de repente nos enteramos que fueron clausurados por las autoridades. Pero hay plataformas administradas por la policía o agencias de seguridad, por ejemplo, el famoso sitio web Playpen que fue dirigido por el FBI para una operación encubierta.

Sin embargo, ahora resulta que la policía australiana administró el sitio de pornografía infantil más grande del mundo llamado “Childs Play”, entre octubre de 2016 y septiembre de 2017, esto como parte de su operación encubierta a gran escala para rastrear a los pedófilos.

La operación conjunta fue realizada por autoridades europeas, estadounidenses y canadienses. En una entrevista con un periódico noruego el jefe de la Fuerza de Tarea Argos, el Sr. Jon Rouse dijo que:

“No creamos estos sitios. No queremos que existan. Cuando los encontramos, nos infiltramos y llegamos lo más alto posible en la estructura administrativa de las redes para destruirlos. Pero nunca crearemos un foro para los delincuentes sexuales de niños.

En abril de 2016, “Childs Play” salió a la luz en la Web Oscura.  Sin embargo en octubre de 2016 las autoridades australianas tomaron el control del sitio después de rastrear a su propietario Benjamin “WarHead” Faulkner en los Estados Unidos y administraron el sitio hasta septiembre de este año.

El sitio contaba con más de 1 millón de perfiles y 4,000 usuarios activos publicaban contenido muy explícito, como fotos y videos de torturas y violaciones de niños. La policía también permitió a los pedófilos compartir el contenido e incluso compartir imágenes por sí mismos para asegurarse de que los usuarios no tenían problemas de confianza y por lo que eventualmente las autoridades podrían rastrearlos y arrestarlos. En pocas palabras, la policía utilizó el sitio como cebo.

“Nuestro equipo y unidades como la nuestra en todo el mundo están enfocadas singularmente en detener el abuso sexual de niños y seguiremos trabajando juntos para infiltrar, desbaratar y desmantelar redes de delincuentes sexuales infantiles como éste”, dijo Rouse.

En el momento de la publicación de este artículo, la policía confirmó que tienen una lista de 60 a 90 objetivos que eran muy activos en el sitio. Otro país (cuyo nombre no fue revelado) dijo que tiene una lista de 900 pedófilos, de los cuales algunos ya han sido arrestados, y también se han identificado cientos de víctimas.

Mientras que el sitio web está offline, el lado ético de la historia sigue sin respuesta.

Fuente: Hackread