Así como hace unos años el ransomware copaba todos los medios y era titular en casi todas las noticias, en los últimos meses las criptomonedas, y los ataques asociados a ellas, se han vuelto los protagonistas de casi todos los eventos de tecnología y sin duda están dando que hablar.

Hoy en día las criptomonedas ya no son solamente dinero utilizado anónimamente en el mercado negro, como se creía hasta hace unos años, sino que se han vuelto parte de las transacciones financieras de muchísimas empresas e inversores.  De hecho, una encuesta reciente realizada por el Consejo Internacional de Seguridad Neustar reveló que el 80% de las compañías están interesadas en utilizar criptomonedas para realizar transacciones. Incluso un 48% de los que participaron consideran que la utilización de criptomonedas podría representar un valor agregado que contribuya a generar mayores ganancias. Para tener una dimensión aun mayor de la magnitud del tema, es importante destacar que algunos países ya han desarollado sus propias monedas digitales.

LA ECONOMÍA MUNDIAL ESTÁ CAMBIANDO Y ESTA NUEVA FORMA DE DINERO DIGITAL DEFINITIVAMENTE HA LLEGADO PARA QUEDARSE.

Por otro lado, la tecnología detrás del Bitcoin (y de otras tantas monedas) es tan poderosa que no solo puede ser utilizada para transacciones financieras, sino para todo tipo de operaciones descentralizadas que requieran un alto nivel de confianza. Esto hace que el blockchain, o cadena de bloques, sea el nuevo favorito de los investigadores y pioneros de las nuevas tecnologías. Entender su funcionamiento y potencial es clave para los nuevos desarrollos.

Sin embargo, al igual que con cada nueva tecnología, cada vez más cibercriminales se valen de diferentes engaños y herramientas para buscar apoderarse del dinero digital. Esto nos obliga como usuarios a estar alertas y a conocer las medidas de seguridad que debemos adoptar, ya sea para evitar que roben nuestro dinero o ser víctimas de engaños que terminen por proveer al atacante de nuestros recursos, como sucede en el caso de criptojacking.

Como siempre decimos, el primer paso es la educación. En este sentido es importante que las personas entiendan conceptos básicos como criptografía, que se refiere a una técnica utilizada como parte de la seguridad de la cadena de bloques, el funcionamiento de las transacciones de bitcoin y las medidas de seguridad que debemos implementar a la hora de operar.

Fuente: https://www.welivesecurity.com